TERESA SAPENA – 2018

YO SOLO HAGO DE CANAL – En varias ocasiones Inma me había dicho esta frase: “yo solo hago de canal y no hago nada que cualquiera no pueda hacer”.
Aunque cuando ella me hablaba de su labor en Enmorado me despertaba confianza, mi mente egoica quería saber y hallar respuestas a múltiples preguntas que se me planteaban ante lo desconocido.
El 25 de abril, sin buscarlo y a la vez sin huir de ello, acudí a la consulta de Inma. En cuanto la vi supe que yo era más que bienvenida: era querida y acogida. No sabía qué íbamos a hacer y, mucho menos, qué iba a suceder; en ese momento, eso no me preocupaba porque sentía que era allí donde debía estar. Inma me preguntó si había algún tema que quisiera tratar y yo le contesté: “No. En esta primera ocasión me dejo llevar y que surja lo que tenga que surgir”. Respondí eso porque, en verdad, temía exteriorizar aquello que me inquietaba. Ahora sé que da igual lo que responda la mente egoica porque cuando Inma trabaja aquella no es la protagonista.

“Yo solo hago de canal”. Inma es un medio que te puede ayudar a que tú te ayudes. Cuando estamos bloqueados, inquietos sin ver caminos a tomar y, mucho menos, salidas a elegir, Inma puede ayudarte a fluir.

Labor honrosa y de enorme valor.

Es de justicia añadir que, aunque desempeñe esa misión tan necesaria y de tanta responsabilidad, no significa que ella sea algo
diferente a un ser humano como lo somos todos: que soñamos, experimentamos, aprendemos y recordamos. Tal vez, eso es lo que ella quería decir cuando me decía: “yo solo…”
No tiene sentido considerar que en la vida de cada uno de nosotros haya otro ser individual que tenga más fuerza en nosotros que nosotros mismos, salvo que así lo queramos.

Nadie puede vivir la experiencia de la vida por nosotros, pero sí podemos ayudarnos para que esa experiencia sea mágica.

No hay comentarios

Añade tu comentario