JOSÉ ANTONIO MONSONIS – 2017

Hace unos meses una amiga me presento a Inma ese día fuimos a comer los cuatro juntos (mi amiga, mi pareja, Inma y yo) yo llevaba un tiempo bastante mal tanto mentalmente como físicamente, me encontraba pesado, me cansaba al andar, mi mal humor no me dejaba ser feliz, además jamas tuve un no para nadie, favoreciendo a los demás aunque yo estuviese agotado. Ese día comiendo estuvimos hablando los cuatro, yo puse mucha atención a todo lo que decía Inma, me sentí  feliz, tranquilo y muy arropado con sus palabras, al llegar a casa se lo comenté a mi pareja y fue él quien me dijo, si tanta paz te ha transmitido, no te lo pienses coge cita. Bendito día por que así lo hice, en cada una de las sesiones que tenía con ella era diferente, siempre salía alucinado de lo que había vivido gracias a sus manos y su buena energía, así una visita tras otra, hasta que hace muy poco me dijo que ya no hacia falta que volviera, porque tenia muy claro lo que quería y como hacerlo para conseguirlo. A día de hoy soy otra persona, estoy trabajando después de un año, y tengo muy claro lo que quiero y como lo quiero en la vida, y todo gracias a ti INMA alguien que tú y yo sabemos me puso en tu camino. A todo esto tengo que decir que antes de ir a ella, se lo comente a mis médicos y ellos mismos me aconsejaron que fuera que me haría bien.

Para terminar solo diré una cosa hoy se decir no, si no me apetece y hacer lo que me hace feliz. Soy otra persona

No hay comentarios

Añade tu comentario